Invertaresa se adjudica un contrato de 9 millones para suministrar piezas a un parque fotovoltaico de Huesca

La firma coruñesa Invertaresa se ha adjudicado el mayor contrato del mercado fotovoltaico español, por el que suministrará más de 700 seguidores solares de dos ejes para la planta de Lasesa, en Sariñena (Huesca), por un importe total de nueve millones de euros. Los seguidores solares son unos dispositivos mecánicos que permiten orientar los paneles solares para mantenerlos siempre en la trayectoria directa de los rayos.
En este caso, se implantarán dispositivos de dos ejes, diseñados por la firma de ingeniería vasca Sener y fabricados por las empresas del grupo Invertaresa especializadas en energía fotovoltaica: Made (con sede en la localidad vallisoletana de Medina del Campo) y la coruñesa Isowat, que fueron adquiridas a Isolux Corsán en agosto del 2007 por 44 millones de euros.

En concreto, la factoría de Valladolid se encargará de fabricar la estructura del seguidor, mientras la coruñesa montará el sistema eléctrico de control.

Con estos nuevos seguidores, que tendrán una superficie de 112 metros cuadrados y una potencia de 14 kilovatios por unidad, la planta oscense de Lasesa alcanzará las 6 hectáreas de superficie y 9 megavatios de potencia instalada, lo que la convertirá en uno de las mayores parques fotovoltaicos de toda España.

La Voz de Galicia